Todo lo que necesitas saber sobre la concesión administrativa

Índice de contenidos
  1. Introducción
  2. ¿Cómo funciona la concesión administrativa?
  3. ¿Cuáles son las ventajas de la concesión administrativa?
  4. ¿Qué tipos de concesión administrativa existen?
    1. Concesión de obras públicas:
    2. Concesión de servicios públicos:
    3. Concesión de bienes de dominio público:
    4. Concesión de bienes patrimoniales:
  5. Conclusión

Introducción

La concesión administrativa es un tema que genera muchas dudas para aquellas personas que no están familiarizadas con el término. En resumen, la concesión administrativa es un contrato que se celebra entre el Estado y un particular, el cual consiste en otorgar a este último la explotación de un servicio o actividad que normalmente es competencia de la Administración Pública. Si quieres saber más detalles sobre la concesión administrativa, sigue leyendo.

¿Cómo funciona la concesión administrativa?

La concesión administrativa se lleva a cabo en varias fases. La primera de ellas es la elaboración del pliego de condiciones por parte de la Administración Pública. En este pliego se establecen los requisitos que deben cumplir los licitadores, así como las condiciones que debe cumplir el servicio o actividad que se va a concesionar.

Una vez elaborado el pliego de condiciones, se publica en el perfil del contratante de la Administración Pública, para que cualquier interesado pueda presentar su oferta. Los interesados presentan sus ofertas, cumpliendo con los requisitos establecidos en el pliego de condiciones y se someten a un proceso de evaluación.

Finalmente, se adjudica la concesión al mejor licitador, que será el encargado de llevar a cabo la explotación del servicio o actividad durante un período determinado y bajo las condiciones establecidas en el contrato de concesión.

Te interesará:  La importancia del documento en blanco en tu trabajo diario

¿Cuáles son las ventajas de la concesión administrativa?

La concesión administrativa presenta varias ventajas tanto para el Estado como para el particular que explota el servicio o actividad. En primer lugar, el Estado se beneficia porque se le libera del coste de la explotación del servicio o actividad, ya que es el particular quien se hace cargo de los gastos.

Por otra parte, el particular que explota la actividad o servicio se beneficia de varias ventajas, como la posibilidad de obtener una rentabilidad económica durante el período del contrato y la libertad para tomar decisiones en cuanto a la gestión del servicio o actividad.

¿Qué tipos de concesión administrativa existen?

Existen diversos tipos de concesión administrativa, entre las que destacan las siguientes:

Concesión de obras públicas:

Se trata de la concesión para la realización de obras públicas. Esta concesión se otorga a un particular que será el encargado de realizar la obra pública durante un período determinado.

Concesión de servicios públicos:

Se trata de la concesión para la explotación de servicios públicos. El particular que obtiene la concesión se encarga de gestionar el servicio público durante un período determinado.

Concesión de bienes de dominio público:

Se trata de la concesión para la explotación de bienes de dominio público, como por ejemplo los puertos o aeropuertos. El particular que obtiene la concesión se encarga de la gestión y explotación del bien durante un período determinado.

Concesión de bienes patrimoniales:

Se trata de la concesión para la explotación comercial de bienes patrimoniales. El particular que obtiene la concesión se encarga de la explotación comercial del bien durante un período determinado.

Te interesará:  Desmitificando el procedimiento administrativo: todo lo que necesitas saber

Conclusión

La concesión administrativa es una herramienta que el Estado utiliza para delegar la explotación de un servicio o actividad en un particular. Esta herramienta presenta varias ventajas tanto para el Estado como para el particular que obtiene la concesión. Es importante destacar que existen diferentes tipos de concesión administrativa, cada uno de los cuales se adapta a diferentes situaciones y necesidades. Si tienes alguna duda sobre la concesión administrativa, no dudes en consultar con un profesional especializado.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Este sitio web usa cookies. Más información