La Definición de Circular: aprende todo sobre este concepto

Índice de contenidos
  1. Introducción
  2. Definición de circular
  3. Tipos de circulares
    1. Circulares informativas
    2. Circulares de instrucciones
    3. Circulares de difusión
    4. Circulares de convocatoria
  4. Cómo utilizar una circular
    1. 1. Identificar los destinatarios
    2. 2. Identificar el objetivo de la circular
    3. 3. Estructurar la circular
    4. 4. Envío de la circular
  5. Conclusiones

Introducción

En el mundo empresarial y financiero, es común escuchar que se está circulando una circular. Sin embargo, muchas personas no conocen realmente su significado y se hacen preguntas como “¿Qué es una circular?”, “¿Para qué sirve?” o “¿Cómo se utiliza?”. Si es tu caso, no te preocupes, en este artículo resolveremos todas tus dudas.

Definición de circular

Antes de profundizar en el tema de las circulares, es necesario que conozcas su significado. Una circular es un documento que tiene por objetivo proporcionar información detallada y específica a un conjunto determinado de personas. Esta información puede estar relacionada con temas administrativos, operativos, financieros o comerciales.

Las circulares pueden ser emitidas por empresas, organismos gubernamentales, entidades financieras, asociaciones, entre otros. Por lo general, se utilizan para comunicar cambios en políticas, procedimientos, normativas, y para dar instrucciones o indicaciones generales a los destinatarios.

En cuanto a su estructura, las circulares pueden tener diferentes elementos, como un encabezado, cuerpo del mensaje, destinatarios, fecha de emisión y firma del emisor. Además, en algunos casos se puede incluir un anexo con información adicional o documentos que complementen la información que se está proporcionando.

Tipos de circulares

Existen diferentes tipos de circulares según su finalidad y contenido. A continuación, te presentamos los más comunes:

Circulares informativas

Este tipo de circular tiene por objetivo informar a los destinatarios acerca de un tema en particular. Por ejemplo, puede ser una circular que informe sobre los horarios de trabajo durante una festividad o que informe sobre cambios en la política de privacidad de una empresa.

Te interesará:  Bienes de dominio público: todo lo que debes saber

Circulares de instrucciones

En este caso, la circular tiene como finalidad dar una serie de indicaciones o instrucciones a los destinatarios. Por ejemplo, puede ser una circular que de instrucciones sobre cómo llenar un formulario o cómo realizar el proceso de selección para un puesto de trabajo.

Circulares de difusión

Las circulares de difusión tienen como finalidad difundir una información importante a un gran número de personas. Por ejemplo, puede tratarse de una circular que informe sobre un evento o convocatoria de interés general.

Circulares de convocatoria

Este tipo de circular tiene por objetivo convocar a los destinatarios a una reunión o evento. En la convocatoria se deben especificar los detalles del evento, la fecha, hora y lugar de la reunión, así como cualquier información adicional relevante.

Cómo utilizar una circular

Para utilizar una circular correctamente, debes seguir los siguientes pasos:

1. Identificar los destinatarios

Antes de redactar una circular, debes identificar a los destinatarios. Es importante que esta información sea precisa y detallada para evitar enviar la circular a personas que no tienen relación con la información que se está proporcionando.

2. Identificar el objetivo de la circular

Debes tener claro cuál es el objetivo de la circular y qué información específica se va a proporcionar. En este apartado también debes definir si es necesario que los destinatarios tomen alguna acción o si es solo informativa.

3. Estructurar la circular

Una vez que tengas claro el objetivo de la circular y los destinatarios, debes estructurar el documento. Asegúrate de incluir los elementos necesarios como encabezado, cuerpo del mensaje, fecha, destinatarios, firma, entre otros.

4. Envío de la circular

Por último, debes enviar la circular a los destinatarios mediante el medio más apropiado, ya sea correo electrónico, correo postal o entrega en mano.

Te interesará:  Innhábil: Todo lo que debes saber sobre los días no laborables

Conclusiones

En resumen, una circular es un documento utilizado por empresas, entidades financieras y organismos gubernamentales para proporcionar información detallada y específica a un conjunto determinado de personas. Existen diferentes tipos de circulares según su finalidad y contenido, como circulares informativas, de instrucciones, de difusión o de convocatoria. Para utilizar una circular correctamente, es necesario seguir los pasos como identificar los destinatarios, identificar el objetivo, estructurar la circular y enviarla al destinatario. Esperamos que este artículo haya sido útil para ampliar tu conocimiento sobre las circulares y su utilidad en el mundo empresarial y financiero.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Este sitio web usa cookies. Más información