Descubre las formas de transmisión de las obligaciones: Todo lo que necesitas saber

Formas de transmisión de las obligaciones

Índice de contenidos
  1. Introducción
  2. Transmisión por delegación
  3. Transmisión por cesión
  4. Transmisión por subrogación
  5. Transmisión por novación
  6. Conclusión

Introducción

Las obligaciones son una parte importante en cualquier transacción, contrato o acuerdo comercial. Son responsabilidades que una persona o entidad asume frente a otra para hacer o no hacer algo en particular. Sin embargo, en ciertas ocasiones, la persona que tiene la obligación puede necesitar cambiar la responsabilidad a otra persona, ya sea temporal o permanentemente. En este artículo, exploraremos las diferentes formas en que las obligaciones pueden ser transmitidas.

Transmisión por delegación

La transmisión de obligaciones por delegación es un proceso en el cual una persona le transfiere sus obligaciones a otra persona mediante un contrato legal. En este caso, la persona que transfiere la responsabilidad sigue siendo responsable de la misma, en caso de que la persona a la que se le transmitió la obligación no cumpla con lo acordado.

La delegación puede ser voluntaria o forzada. La voluntaria ocurre cuando la persona que tiene la obligación decide delegarla en otra persona, mientras que la forzada sucede cuando la persona que tiene la obligación es incapaz de hacer lo que debe hacer. En ambos casos, el propósito de la delegación es liberar a la persona que tiene la obligación de llevarla a cabo.

Transmisión por cesión

La transmisión por cesión es cuando una persona tiene derecho a recibir una obligación y decide transmitir ese derecho a otra persona a través de un contrato legal. En este caso, la persona que recibe el derecho se convierte en responsable de la obligación y debe cumplirla.

Te interesará:  Todo lo que necesitas saber sobre el contrato de tracto sucesivo

La cesión puede ser de carácter parcial o total. La parcial ocurre cuando se transfiere sólo una parte de la obligación, mientras que la total es cuando se transfiere completamente. Por ejemplo, si una empresa tiene una obligación de pagar una cantidad de dinero a otra empresa, puede ceder a otra persona sólo una parte de esa obligación.

Transmisión por subrogación

La transmisión por subrogación es un tipo de transmisión de obligaciones en el cual una persona se convierte en responsable de una obligación en lugar de otra persona, debido a una obligación de indemnización que tiene la primera. Por ejemplo, si una persona es responsable de pagar una hipoteca, puede subrogar a otra persona que asuma esa obligación.

La subrogación puede ser legal o convencional. La legal ocurre cuando una ley otorga a una persona el derecho a subrogarse en ciertas circunstancias, mientras que la convencional sucede cuando se acuerda contractualmente.

Transmisión por novación

La transmisión por novación es el proceso en el cual una nueva obligación se crea para reemplazar una obligación ya existente. Esta nueva obligación debe ser aceptada por todas las partes involucradas y reemplaza por completo la obligación anterior. Por ejemplo, si una persona tiene una obligación de pagar una cantidad de dinero a otra persona y las partes acuerdan cambiar los términos, se crea una nueva obligación que reemplaza la anterior.

La novación puede ser expresa o tácita. La expresa ocurre cuando las partes acuerdan expresamente cambiar los términos de la obligación, mientras que la tácita sucede cuando las partes actúan de tal manera que demuestran su intención de cambiar los términos.

Te interesará:  ¿Qué es un tercero perjudicado y cómo afecta? Descubre aquí

Conclusión

Las obligaciones son una parte importante de cualquier transacción comercial, y la transmisión de las mismas es fundamental en el mundo de los negocios. Existen varias formas de transmisión de las obligaciones, como la delegación, la cesión, la subrogación y la novación. Al entender las diferentes formas de transmisión de las obligaciones, las partes involucradas pueden hacer cambios a sus contratos y acuerdos para adecuarlos a sus necesidades y requisitos. Es importante considerar todas las opciones disponibles antes de proceder con la transmisión de obligaciones.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Este sitio web usa cookies. Más información