¡Descubre cómo el leaseback puede ayudarte a obtener un beneficio financiero!

Índice de contenidos
  1. Leaseback: ¿Qué es y cómo funciona?
  2. ¿Para quién es adecuado el leaseback?
  3. Los beneficios del leaseback
  4. Presupuesto para un contrato de leaseback
  5. Conclusion

Leaseback: ¿Qué es y cómo funciona?

Si estás considerando vender tu propiedad, pero no quieres abandonarla completamente, entonces el leaseback puede ser una opción ideal para ti. Pero, ¿qué es exactamente leaseback y cómo funciona?

Leaseback es un acuerdo financiero en el cual el dueño de una propiedad la vende y, simultáneamente, la arrienda a largo plazo. El comprador se convierte en el arrendatario de la propiedad, pagando al propietario original una renta durante un plazo determinado. Una de las principales ventajas del leaseback es que, al vender la propiedad, el antiguo dueño puede liberar fondos para utilizarlos en otros proyectos, mientras que aún mantiene el control de la propiedad.

¿Para quién es adecuado el leaseback?

El leaseback es una opción atractiva para los propietarios que necesitan financiamiento sin tener que abandonar la propiedad que han construido o adquirido. Este tipo de acuerdo es adecuado para propietarios con una propiedad hipotecada. El leaseback te permite vender la propiedad y utilizar el dinero de la venta para cancelar la hipoteca.

Además, el leaseback es ideal para los propietarios que buscan asegurar su jubilación. Si decides que necesitas liquidez y quieres vender la propiedad, puedes firmar un contrato leaseback y seguir viviendo en tu propiedad sin preocuparte por tener que buscar otro lugar donde vivir. En pocas palabras, el leaseback es una alternativa para los propietarios que quieren vivir sin complicaciones y no quieren salir de su propiedad.

Te interesará:  Todo lo que debes saber sobre la reserva de dominio inmueble

Los beneficios del leaseback

El leaseback es un trato beneficioso tanto para el propietario como para el comprador. Los dueños de propiedades pueden recibir una cantidad fija que les permite cubrir sus necesidades de financiamiento sin tener que salir de su hogar. Los propietarios también pueden beneficiarse de ventajas fiscales, reduciendo los impuestos mientras que mantienen el control total de la propiedad.

Por otro lado, los compradores pueden obtener un flujo de ingresos positivos. En términos generales, el dueño de la propiedad percibe un ingreso superior a los tipos de interés obtenidos por el comprador en el mercado.

Presupuesto para un contrato de leaseback

A fin de determinar un presupuesto para un leaseback, es necesario llevar a cabo un cálculo de la renta. El cálculo de la renta se realiza sobre la base del valor actual de la propiedad y de la tasa de interés aplicable.

Otro aspecto importante a considerar cuando se establece el precio de la renta es la duración del contrato. En general, cuanto más largo sea el contrato, menor será la renta anual a pagar. Sin embargo, para el comprador, la duración del contrato también representa un riesgo, ya que cuanto más largo sea el plazo, mayor será la probabilidad de que los precios de la propiedad caigan.

Conclusion

El leaseback es una opción viable para los propietarios que buscan financiamiento sin perder el control de su propiedad. Es una forma de vender su propiedad y seguir viviendo en ella, al mismo tiempo que se liberan fondos para financiar otros proyectos. El leaseback también es beneficioso para el comprador, ya que le permite obtener un flujo de ingresos positivos. Si estás buscando una forma de financiar tu propiedad sin tener que salir de ella, leaseback puede ser una opción a considerar. Sin embargo, asegúrate de comprender todas las implicaciones y riesgos asociados antes de tomar una decisión.

Te interesará:  Encuentra trabajo en una bien vacante: Consejos para destacarte como candidato

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Este sitio web usa cookies. Más información