Pago por subrogación: todo lo que necesitas saber

Índice de contenidos
  1. Introducción
  2. Países que permiten la subrogación comercial
  3. Países que prohíben la subrogación comercial
  4. El debate sobre la subrogación comercial
  5. Conclusión

Introducción

La subrogación es un tema delicado y polémico que involucra a muchas parejas que no pueden concebir. La subrogación es la gestación de un niño en el vientre de una mujer ajena que lleva a cabo el desarrollo del feto hasta que nace el bebé, y luego lo entrega a los padres biológicos. Este proceso se lleva a cabo mediante la tecnología de reproducción asistida. Sin embargo, el factor económico en la subrogación está en constante discusión porque algunos países no aprueban este tipo de prácticas, mientras que otros lo hacen legalmente. En este artículo discutiremos el tema de pago por subrogación.

Países que permiten la subrogación comercial

En algunos países, como en Estados Unidos, la subrogación comercial está permitida y se ha convertido en una de las opciones más elegidas por las parejas que no pueden concebir. Existen diferentes formas de subrogación comercial, como la subrogación tradicional, que implica que la mujer gestante sea inseminada con el semen de uno de los padres biológicos, y la subrogación gestacional, donde se utiliza un óvulo donado y el esperma de un padre biológico para concebir el bebé. En los Estados Unidos, los costos de gestación subrogada comercial oscilan entre los 90,000 y los 150,000 dólares.

Además de los Estados Unidos, otros países que permiten la subrogación comercial incluyen India, Ucrania, Rusia, México y Grecia. Estos países tienen diferentes leyes respecto a la subrogación y los costos varían según el país y la agencia que se encarga del proceso.

Te interesará:  Derechohabiente: Descubre en qué consiste este término y su importancia

Países que prohíben la subrogación comercial

En algunos países la subrogación comercial está prohibida y, por lo tanto, no se permite que las agencias de subrogación cobren por los servicios que ofrecen. En estos casos, las parejas que buscan gestación subrogada deben cubrir todos los costos de la gestación, lo que puede resultar en precios altos y gastos considerables.

En España, por ejemplo, la gestación subrogada comercial está prohibida y solo se permite la subrogación altruista, donde la mujer gestante no puede recibir ninguna compensación económica. En otros países, como Francia y Alemania, la subrogación, ya sea comercial o altruista, está prohibida y no se permite su práctica.

El debate sobre la subrogación comercial

La subrogación comercial a menudo suscita controversia y debate dentro de las sociedades. Los oponentes argumentan que la subrogación comercial es una forma de explotación ya que las mujeres gestantes son pobres y vulnerables y aceptan llevar al niño por necesidad financiera. Argumentan que la gestación subrogada comercial se convierte en una forma de tráfico de niños.

Los partidarios, por otro lado, argumentan que la subrogación comercial es un acto voluntario llevado a cabo por mujeres que quieren ayudar a otras parejas que no pueden concebir y que reciben una compensación justa por los servicios prestados. Los partidarios también afirman que la subrogación comercial brinda una oportunidad a las parejas que no pueden tener hijos de forma natural para formar una familia.

Conclusión

En conclusión, la subrogación es un tema complejo que involucra múltiples aspectos, incluyendo el emocional, el ético y el financiero. La gestación subrogada comercial es una opción para las parejas que no pueden tener hijos de forma natural, pero aún desean formar una familia. Mientras que algunos países permiten la subrogación comercial, otros la prohíben, lo que resulta en diferentes leyes, regulaciones y costos. En última instancia, la decisión de llevar a cabo el proceso de subrogación, ya sea comercial o altruista, es una elección personal que debe ser tomada con mucho cuidado y consideración.

Te interesará:  Ayuda a tu comunidad ad honorem: ¿Cómo hacer voluntariado sin esperar nada a cambio?

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Este sitio web usa cookies. Más información