Todo lo que necesitas saber sobre tercerías: Definición y ejemplos

Índice de contenidos
  1. Introducción
  2. Qué es una tercera?
  3. Tipos de tercerias
    1. Mediación
    2. Arbitraje
    3. Terceras neutrales
    4. Garantía de cumplimiento
  4. ¿Por qué es importante llevar a cabo una tercera?
  5. Conclusión

Introducción

Hola, bienvenidos a nuestro blog en el que hoy vamos a hablar sobre un tema muy interesante y que quizás muchos no estén familiarizados: ¿qué es una tercera? Una tercera es un término legal utilizado en algunos casos civiles y comerciales para describir la posición neutral de un tercero que se interpondrá en lugar de una de las partes en disputa para ayudar a resolver un conflicto.

Es posible que hayas oído hablar de la mediación o el arbitraje, estas son formas comunes en las que las terceras partes pueden ayudar a las partes involucradas en un conflicto a llegar a un acuerdo. Sin embargo, hay muchas otras formas en que una tercera puede ser utilizada. A lo largo de este artículo, te proporcionaremos información detallada sobre qué es una tercera y cómo funciona.

Qué es una tercera?

Una tercera es una persona o entidad que se interpondrá en lugar de una de las partes en disputa, a menudo con el fin de resolver un conflicto. Por lo tanto, una tercera será una persona o entidad neutral que no tiene ningún interés propio en el resultado de la disputa.

La intervención de una tercera en una disputa puede ocurrir en varias situaciones, por ejemplo, cuando dos partes no pueden llegar a un acuerdo durante una negociación o cuando hay una disputa en curso en un tribunal y las partes deciden que preferirían resolver el asunto fuera de un proceso judicial.

Te interesará:  Todo lo que necesitas saber sobre los Actos de Comunicación

En estos casos, una tercera puede ser designada para ayudar a las partes en conflicto a llegar a una solución mutua. El papel de la tercera en estos casos es facilitar el diálogo entre las partes y ayudarles a encontrar un acuerdo justo y razonable que sea aceptable para ambas partes.

Tipos de tercerias

Hay varios tipos de terceras, los más comunes incluyen:

Mediación

La mediación es un proceso en el que una tercera ayuda a las partes involucradas en una disputa a llegar a un acuerdo que sea aceptable para ambas partes. Durante la mediación, la tercera actúa como un facilitador y ayuda a las partes a entender las necesidades y preocupaciones del otro.

La mediación generalmente se realiza fuera de un tribunal y es una forma de resolución alternativa de conflictos. En la mediación, la tercera no tiene poder para tomar decisiones vinculantes, sino que ayuda a las partes a llegar a su propio acuerdo.

Arbitraje

El arbitraje es un proceso en el que una tercera es designada para tomar una decisión vinculante sobre una disputa. El arbitro escuchara los argumentos de ambas partes, revisará las pruebas y luego emitirá una decisión que será vinculante para ambas partes.

El arbitraje se utiliza a menudo en disputas comerciales y de empleo y es una forma de resolución alternativa de conflictos mucho más formal que la mediación.

Terceras neutrales

Una tercera neutral es una persona o entidad que se interpondrá en lugar de una de las partes en conflicto para ayudar a resolver el asunto de manera justa. Las terceras neutrales a menudo se utilizan en disputas de propiedad, como las relacionadas con bienes raíces o propiedad intelectual.

Te interesará:  Modelo de Pliego de Posiciones: Todo lo que debes saber

La tercera neutra es escogida por ambas partes en conflicto para que actúe como intermediaria y tomara decisiones justas en el caso en cuestión.

Garantía de cumplimiento

La garantía de cumplimiento es un tipo de terceria en la que una parte garantiza que cumplirá con los términos de un acuerdo o contrato en caso de que la otra parte no lo haga. La garantía de cumplimiento se utiliza a menudo en contratos de compraventa y préstamo.

En este tipo de terceria, la parte garantizada puede estar obligada a pagar una suma de dinero en caso de que no cumpla con el acuerdo o contrato en cuestión.

¿Por qué es importante llevar a cabo una tercera?

Las terceras son una forma importante de resolver disputas y conflictos, ya que hacen posible llegar a una solución justa en situaciones en las que las partes no pueden llegar a un acuerdo.

Es importante llevar a cabo una tercera porque esto puede ayudar a reducir el costo y el tiempo requerido para resolver una disputa. La tercera puede ayudar a las partes a trabajar juntas para encontrar soluciones creativas a los problemas y esto puede ser más efectivo y menos costoso que un litigio.

Conclusión

En resumen, una tercera es una persona o entidad neutral que se interpondrá en lugar de una de las partes en conflicto para ayudar a resolver un asunto justo y razonable. Hay varios tipos de terceras, cada uno de los cuales se utiliza en diferentes situaciones.

Las terceras son una forma importante de resolver disputas y conflictos y pueden ser una alternativa efectiva al litigio. Si tienes una disputa con alguien o estás involucrado en una situación en la que crees que una tercera puede ser útil, es importante buscar asesoramiento legal para determinar cuál es el mejor curso de acción a seguir.

Te interesará:  Sustanciar en derecho: Todo lo que debes saber para procesar tu caso

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Este sitio web usa cookies. Más información