Acciones preferentes: la guía definitiva para entenderlas

Índice de contenidos
  1. Introducción
  2. ¿Qué son las acciones preferentes?
  3. Características de las acciones preferentes
  4. Ventajas y desventajas de las acciones preferentes
  5. Conclusion

Introducción

Las acciones preferentes son un tema importante en el mundo de las finanzas y de la inversión. Estas acciones representan una alternativa a las acciones ordinarias, y pueden ser una opción interesante para inversores que buscan una renta fija y estable. En este artículo, exploraremos qué son las acciones preferentes, cómo funcionan y qué ventajas y desventajas ofrecen.

¿Qué son las acciones preferentes?

Las acciones preferentes son un tipo de valor mobiliario que las empresas emiten para obtener capital de los inversores. Estas acciones representan una forma de financiamiento distinta de la emisión de acciones ordinarias o la toma de deuda a través de bonos u otros instrumentos financieros. Las acciones preferentes, como su nombre indica, tienen un trato preferencial en relación a las acciones ordinarias, lo que significa que los inversores que las poseen disfrutan de ciertas ventajas en términos de derechos y retribución.

Características de las acciones preferentes

Las acciones preferentes tienen algunas características distintivas que las diferencian de las acciones ordinarias y de otros tipos de valores como los bonos. Entre estas características se encuentran las siguientes:

  1. Prioridad en el pago de dividendos: Las acciones preferentes suelen recibir un dividendo fijo, que se paga antes que cualquier dividendo a las acciones ordinarias.
  2. Prioridad en el pago en caso de liquidación: Si una empresa se ve obligada a liquidar sus activos, los inversores que poseen acciones preferentes tendrán prioridad en la recuperación de su inversión.
  3. Sin derecho a voto: A diferencia de las acciones ordinarias, las acciones preferentes no otorgan derecho a voto en las decisiones corporativas.
  4. Redimibles: Las acciones preferentes pueden tener una fecha de vencimiento o ser redimibles por parte de la empresa emisora.
  5. Intrínsecamente menos volátiles: Debido a sus características preferenciales, las acciones preferentes suelen tener menos volatilidad que las acciones ordinarias, lo que las hace una opción atractiva para inversores que buscan estabilidad y renta fija.
Te interesará:  Todo lo que necesitas saber sobre contrato de intermediación bursátil

Ventajas y desventajas de las acciones preferentes

Como cualquier instrumento financiero, las acciones preferentes tienen tanto ventajas como desventajas que los inversores deben considerar antes de tomar una decisión sobre si invertir en ellas o no. Algunas de las ventajas más importantes son:

  • Renta fija: La mayoría de las acciones preferentes ofrecen un dividendo fijo, lo que significa que los inversores pueden esperar una renta estable y predecible.
  • Menos volatilidad: Al ser menos volátiles que las acciones ordinarias, las acciones preferentes ofrecen una mayor estabilidad en el valor de la inversión.
  • Mayor prioridad en caso de bancarrota: En caso de que la empresa emisora tenga que liquidar sus activos, los inversores que poseen acciones preferentes tendrán prioridad en la recuperación de su inversión.
  • Tax friendly: Aunque esto depende del país y la jurisdicción, en algunos casos los dividendos de las acciones preferentes pueden tener un tratamiento fiscal más favorable que otros tipos de ingresos.

Algunas de las desventajas de las acciones preferentes son:

  • Menor potencial de ganancias: Las acciones preferentes suelen ofrecer un rendimiento fijo y limitado, lo que significa que su potencial de ganancias es menor que el de las acciones ordinarias.
  • Sin derecho a voto: A diferencia de las acciones ordinarias, las acciones preferentes no otorgan derecho a voto en las decisiones corporativas, lo que significa que los inversores no tendrán voz y voto en las decisiones importantes de la empresa emisora.
  • Menor liquidez: Debido a su relativa baja popularidad, las acciones preferentes pueden tener menos liquidez que otros instrumentos financieros, lo que puede dificultar su compra o venta.
  • Riesgo de amortización: Al ser redimibles, las acciones preferentes pueden estar sujetas al riesgo de amortización por parte de la empresa emisora, lo que significa que los inversores pueden perder su inversión antes de lo previsto.
Te interesará:  Derecho financiero: Todo lo que necesitas saber

Conclusion

En resumen, las acciones preferentes son un instrumento financiero que puede ser una buena opción para inversores que buscan una renta fija y estable. Si bien tienen algunas ventajas importantes, también presentan algunos riesgos y desventajas que los inversores deben considerar cuidadosamente antes de tomar una decisión. En última instancia, la elección de invertir en acciones preferentes o no dependerá de la estrategia de inversión de cada inversor, su perfil de riesgo y sus objetivos financieros a largo plazo.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Este sitio web usa cookies. Más información