Todo lo que debes saber sobre la reserva de dominio inmueble

Índice de contenidos
  1. Introducción
  2. ¿Qué es la reserva de dominio inmueble?
  3. ¿Cómo funciona la reserva de dominio inmueble?
  4. Consecuencias de la reserva de dominio inmueble
  5. Conclusion

Introducción

La reserva de dominio inmueble es una figura legal que se aplica en las transacciones de bienes inmuebles. Esta figura dedica un derecho real de garantía a favor del vendedor o acreedor en caso de que el comprador no pague totalmente el precio. En este artículo, explicaremos qué es la reserva de dominio inmueble, cómo funciona y qué consecuencias lleva consigo.

¿Qué es la reserva de dominio inmueble?

La reserva de dominio es una cláusula que se establece en el contrato de compraventa entre el vendedor y el comprador de un bien inmueble. Esta figura permite al vendedor reservarse el derecho de propiedad sobre el inmueble hasta que se haya pagado totalmente el precio acordado.

En otras palabras, el comprador tiene el uso y disfrute del inmueble, pero la propiedad del bien sigue siendo del vendedor hasta que se haya liquidado el precio total convenido en el contrato de compraventa.

¿Cómo funciona la reserva de dominio inmueble?

La reserva de dominio inmueble es una figura que funciona como garantía de pago al vendedor o al acreedor en caso de que el comprador no cumpla con sus obligaciones de pago. El vendedor o acreedor podrá reclamar los pagos adeudados al comprador y, en caso de no poder obtener la cantidad completa, podrá recuperar el inmueble y recuperar su valor en caso de que se realice una subasta pública.

Te interesará:  Saneamiento en casos de evicción: guía esencial para proteger tus derechos

En este sentido, la reserva de dominio inmueble es una figura que puede proteger al vendedor o acreedor en caso de impago por parte del comprador, otorgándoles el derecho a recuperar su dinero y el valor del bien inmueble.

Consecuencias de la reserva de dominio inmueble

La reserva de dominio inmueble tiene varias consecuencias para las partes involucradas en la transacción. Algunas de las más importantes son:

- Protege al vendedor o acreedor en caso de impago: En caso de que el comprador no pague totalmente el precio acordado, el vendedor o acreedor podrá recuperar el inmueble y recuperar su valor en caso de subasta pública.

- Obliga al comprador a cumplir con sus obligaciones de pago: El comprador tiene la obligación de cumplir con sus obligaciones de pago según lo establecido en el contrato de compraventa.

- Restringe la libre disposición del bien inmueble: Hasta que se haya pagado totalmente el precio acordado, el comprador no tiene la propiedad total del bien.

- Resuelve conflictos en caso de impago: La reserva de dominio inmueble puede ser una figura útil en caso de que se llegue a un conflicto entre el comprador y el vendedor o acreedor por el impago.

Conclusion

En resumen, la reserva de dominio inmueble es una figura legal que protege al vendedor o acreedor en caso de impago por parte del comprador. Esta figura funciona como garantía de pago y otorga al vendedor o acreedor el derecho a recuperar su dinero y el valor del bien inmueble en caso de subasta pública. Si bien restringe la libre disposición del bien inmueble hasta que se pague totalmente el precio acordado, puede ser una figura útil en caso de conflictos por el impago.

Te interesará:  Derecho de Habitación: Todo lo que necesitas saber

Es importante conocer las implicaciones y consecuencias legales de la reserva de dominio inmueble antes de firmar un contrato de compraventa. Es recomendable contar con asesoría legal para entender a fondo los derechos y obligaciones de cada parte en la transacción.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Este sitio web usa cookies. Más información