Descubre en qué consiste la Teoría Finalista del Delito en derecho penal

Índice de contenidos
  1. Introducción
  2. Elementos de la teoría finalista del delito
  3. Comparación con otras teorías del delito
  4. Críticas a la teoría finalista del delito
  5. Conclusion

Introducción

La teoría finalista del delito es una corriente de pensamiento que se centra en la intención del autor del delito. Esta teoría sostiene que un delito solo puede ser cometido si el autor tiene la intención de llevarlo a cabo. Es decir, la finalidad del delito es un elemento esencial en la teoría finalista.

Elementos de la teoría finalista del delito

La teoría finalista sostiene que existen tres elementos fundamentales para que un hecho sea considerado como delito:

  • Action
  • Result
  • Finalidad

Action: Para que un hecho sea considerado delito, es necesario que se haya llevado a cabo una conducta. La acción es un elemento fundamental en el delito ya que sin ella no se comete el hecho delictivo.

Result: La teoría finalista sostiene que para que exista delito, es necesario que se haya producido un resultado. El resultado puede ser físico (por ejemplo, una lesión) o bien psicológico (por ejemplo, una intimidación).

Finalidad: Según la teoría finalista del delito, la finalidad del autor es el elemento clave para determinar si un hecho es delictivo. Es decir, se considera delito únicamente cuando la conducta ha sido llevada a cabo con la finalidad de conseguir un resultado delictivo.

Comparación con otras teorías del delito

La teoría finalista del delito se diferencia de otras teorías del delito en la medida en que se centra en la intención del autor y no en la causalidad del hecho. Por ejemplo, la teoría de la imputación objetiva sostiene que un hecho es delictivo si ha causado un resultado típico y antijurídico, independientemente de la intención del autor. En cambio, la teoría finalista sostiene que la intención del autor es lo que determina si el hecho es delictivo o no.

Te interesará:  Derecho penal adjetivo: ¿Qué debes saber? - Guía completa

Otra teoría del delito que se diferencia de la teoría finalista es la teoría de la acción socialmente peligrosa, que sostiene que un hecho es delictivo si representa un peligro para la sociedad. La teoría finalista, en cambio, se centra en la intención del autor y no en el peligro que representa el hecho.

Críticas a la teoría finalista del delito

A pesar de que la teoría finalista del delito ha sido una corriente de pensamiento relevante en la criminología, ha recibido críticas por parte de otros expertos en la materia. Una de las principales críticas a la teoría finalista es que da un peso excesivo a la intención del autor y puede dejar de lado otros elementos relevantes en el hecho delictivo. Por ejemplo, un acto negligente que resulte en una lesión podría quedar sin castigo bajo la teoría finalista si no se puede probar una intención de causar daño.

Otra crítica a la teoría finalista es que puede dificultar la aplicación de la ley. En muchos casos, es difícil probar la intención del autor, lo que puede dificultar la determinación de si un hecho es o no delictivo.

Conclusion

En conclusión, la teoría finalista del delito es una corriente de pensamiento que se centra en la intención del autor como elemento clave para determinar si un hecho es o no delictivo. Si bien esta teoría ha sido relevante en la criminología, también ha recibido críticas por su énfasis en la intención del autor y su posible dificultad para la aplicación de la ley. Es importante tener en cuenta estos elementos a la hora de considerar la validez de la teoría finalista del delito en la actualidad.

Te interesará:  Abigeato: todo lo que necesitas saber sobre este delito

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Este sitio web usa cookies. Más información